Simplificar al máximo

Significar, vivir con menos y mejor.

Todo lo que sea posible conservarlo en digital. La maleta digital debe ser ligera también. Borrar, tirar, desechar aquello que traiga inercia al cerebro.

Menos espacio para vivir, menos metros cuadrados. Los mismos que se deben ampliar en el corazón.

Más aprender cosas nuevas. Y si no conectas con ellas, respetarlas. Que es más sencillo que enfrentarlas para ajustarlas al mundo propio.

Simplificar lo que se siente. Sólo para entender de dónde nace.