Un NO

Un No para Instagram
Un No para Instagram
Un No para Instagram. Por Caco Martín

Un NO.

Seguro habrás visto en Facebook, WhatsApp o Instagram que desde julio de este año, muchas marcas dejarán de anunciarse por la inacción Zuckerberg ante la propagación de las noticias falsas y los discursos de odio.

¿Qué estamos haciendo nosotros? Puede que nada.

Sólo dejando nuestros datos para que la realidad se siga manipulando o se propague discursos de odio en base a nuestra información usada por algoritmos.

No estoy de acuerdo en que esperemos que sean otros quienes den un paso para dar el nuestro.

Por eso, yo doy el mío.

Mientras Zuckerberg da respuestas de telenovela ante los graves actos de manipulación y falta de ética, nosotros por aquí no actuamos/reaccionamos como usuarios. ¿Qué pasaría si nos pusiéramos de acuerdo para NO usar la plataforma un día? ¿Te imaginas?

Pasaría mucho.

Estoy triste, porque Instagram es un lugar donde sigo viendo diversidad, aprendo y comparto.

Aunque necesito ver qué sucede, porque hace muchos años este lugar se ha convertido en otro Facebook del que ya me fui hace tiempo… todo lo que toca ese señor lo contamina.

Muchas marcas incluidas Coca Cola en julio no se anunciarán en Facebook ni Instagram como medida de presión.

Yo como usuario, ese mes no entregaré información para ser usada. Eso también es dinero.

Espero que tú también des tu paso personal.

Sandra

Amiga, te fuiste sin avisar.

Rápido. Triste. Sin un para qué.

Tu corazón agotado, dio su último latido ayer.

La esperanza a veces no es suficiente para seguir adelante.

Quedan en mí los mejores momentos vividos y lo mucho que aprendí haciendo escaparates contigo.

Hasta siempre Sandra. Hasta siempre.

Permiso

Duelen las ventanas / Por Carlos Martín

Duelen las ventanas / Por Carlos Martín
Duelen las ventanas / Por Carlos Martín

Me doy permiso…

Para estar cansado.
Enfadarme. Aguantarme.
Quejarme, oír mis quejas y entender por qué me quejo.

Aunque el para qué mañana no tenga sentido.

Me doy permiso para una copa más de vino. O dos.

Decir alguna palabrota, o tres.
Estar un poco frustrado y triste.

Cerrar los ojos. Y sentir que duele.
Duele estar agotado.

Dormir.

Y mañana, volver a levantarme con ganas de dar un paso hacia lo que quiero.

Lo que quiero para mí.

Madre

Hoy me llamaste.
Ruido y silencio.

Raro.

Porque me preguntaste por mi abuela.

Tu madre. Mi abuela. Ha muerto. Y no te han dicho nada.

Cabrones.
Tus hijos que ocultan verdades como puños.

Y que ocultan.
Para mantenerte en el dolor.

Jueces y verdugos.

Ellos. Dueños de lo prestado.

Hoy nadie lo sabe.
Pero me duele.

Nos vemos madre. Donde tenga que ser.