Odio a todas las palomas. Todas menos una, que se posó hoy en mi ventana.

Me dijo:

Vienen buenas nuevas. Vienen nuevas aventuras.

Y yo, me entrego a esa aventura.

Vuelo contigo.