“New Normal” o cómo adaptarnos a la realidad que se nos viene encima

“New Normal” o cómo adaptarnos a la realidad que se nos viene encima

Lectura: 5 min.

Aceptémoslo. El “new normal” llegó y nos ha pillado por sorpresa. A principios de enero del 2020 veíamos (y me incluyo) al COVID-19 como algo lejano que no llegaría nunca a nuestra vida. De pronto, todo cambió y el resto de la historia la conocemos en primera persona.

El cambio ha sido profundo en muchos de nosotros.

Si se necesitan 21 días para forjar un hábito y 60 para hacerlo automático, es seguro que finalizado el confinamiento, muchas personas habrán cambiado radicalmente sus preferencias, hábitos y objetivos de vida. Dependiendo 100% de lo que hayan hecho hasta ese momento.

La vuelta al “new normal” no será ni mucho menos como lo imaginamos ni tampoco un retorno a la realidad del 2019. Es nuevo para todos y para cada uno de nosotros tendrá un significado e impacto diferente.

Los científicos, economistas y medios de comunicación coinciden que será paulatino, adaptado a cada grupo de población y actividad profesional. Porque dentro de ese largo proceso entran los posibles repuntes de la pandemia, confinamientos intermitentes y el propio comportamiento del COVID-19 ante el verano, otoño e invierno. Tu verano no será lo que esperas, la navidad tampoco.

Qué puede hacer cada uno de nosotros: Todo lo que esté a su alcance y responsabilidad, todo lo que dependa de ti.

Uso de mascarillas y distancia de seguridad.
Viajeros que usan máscaras desechables con la esperanza de prevenir la propagación del COVID-19

Cómo convivir dentro del “New Normal“

El primer impacto que ha tenido la cuarentena dentro de nosotros es que ha puesto a prueba nuestra estructura familiar, valores, hábitos de consumo y circunstancias personales. Todo de golpe.

Muchas grupos familiares de todo tipo se han reencontrado y otros, vistos como absolutos extraños. Otras personas han disfrutado de un merecido descanso mientras otras soportan soledad, abandono o maltrato.

Pero también ha tenido otros efectos colaterales más positivos.

Si hay vínculos que no se sostuvieron o que fueron tóxicos, tal vez este sea un buen momento para decir “chau” […]más que una pérdida es una ganancia.

Daniela Furst – Psicóloga – vía Mundo TKM

Con todas estas experiencias encima saldremos de casa al «new normal» encontrándonos con personas que estén igual, mejor o peor que nosotros.

Pon lo mejor de ti:

Compromiso con las medidas de sanidad y prevención. Guarda distancia, lávate las manos con agua y jabón o gel hidroalcohólico si estás fuera de casa, usa mascarilla en lugares concurridos. Debes cuidarte a ti y a los demás.

Paciencia y calma porque todo irá más lento. Deberás hacer cola más de lo habitual, muchos oficinas y tiendas tendrán horarios especiales, aforos limitados o estarán cerradas y además, se paralizarán los viajes que no sean esenciales.

Reaprender a vivir en comunidad: más allá de los aplausos diarios tendremos que ponernos de acuerdo en muchas otras cosas que antes hacíamos de manera individual. Tendremos problemas nuevos y no será posible remediarlos en soledad. Necesitarás apoyar y que te apoyen.

Personas haciendo fila fuera del supermercado con distanciamiento social durante la pandemia de coronavirus.
Personas haciendo fila fuera del supermercado con distanciamiento social durante la pandemia de coronavirus.

5 Habilidades personales para ahora y el futuro que viene

1. Convivir con la incertidumbre: La más obvia y por tanto necesaria. Estamos aprendiendo a lidiar con las preocupaciones personales y laborales ante este escenario totalmente nuevo. Por tanto, adaptarse, buscar soluciones nuevas y aprender a vivir con una vida menos planificada a largo plazo, pueden ser las vías para aligerar la ansiedad.

2. Flexibilidad: A los cambios de horarios, nuevas responsabilidades en tu puesto de trabajo, aprender nuevos protocolos, combinar vida personal y laboral en el mismo espacio, teletrabajar, empezar un nuevo trabajo o dejar el que tenías ¿te suena conocido? En el periodo de confinamiento muchas personas ya lo han hecho y lo seguirán haciendo. Esto se extenderá también a tu profesión.

3. Empatía y solidaridad: Muchas personas han vivido situaciones límite durante el confinamiento, desde jornadas de trabajo maratónicas hasta muerte de familiares y podrían estar viviendo fases de agotamiento post stress tanto a nivel físico como emocional. Ponte en la piel de los demás.

4. Sentido crítico y análisis ante la información: El COVID-19 ha disparado las fake news, el síndrome FOMO y expandido la INFODEMIA en todas las redes sociales y de mensajería.

Recuerda que ‘lo envío por si acaso’ es una actitud impulsiva e irresponsable. Si no eres tú quien detiene la cadena, puede que otra persona no lo haga.

Es nuestra responsabilidad buscar fuentes de información fiables para tu tranquilidad y la de tus contactos.

Todas las opiniones NO son válidas. ¿Es real la noticia de los cisnes en Venecia? No, según los medios consultados la foto es de Burano, una isla a 7 kilómetros y ya estaban antes de la pandemia.

5. Resiliencia: En estas circunstancias debemos contagiar esperanza y ganas de vivir. Olvida ser un foco de negatividad – y sí, de realidad – para las personas que te rodean. Tu actitud ante los retos te ayuda y ayuda a los demás.

La resiliencia es la capacidad de seguir adelante, incluso cuando no sabes cómo será el nuevo escenario. De algo estoy seguro, saldremos de esta valorando todo lo que hemos logrado.

Luz al final del túnel. Hyderabad – Telangana, India. Por Prajwal Poojari

Conclusión: Nuestra prioridad para adaptarnos al presente y futuro

El «new normal» a puesto en evidencia que nuestra prioridad principal es ‘no enfermar’, estar a salvo y saludables. La salud es lo primero.

Esta prioridad se extiende a todos los ámbitos más simples de nuestra vida, porque en el trabajo nos enseñará a ser más eficientes, optimizar tiempo y recursos. En nuestros hábitos diarios a comer más ‘hecho en casa’ y hacer más deporte, sea donde sea que estés. A ocuparte y estar con los tuyos, porque el tiempo se tiene cuando es prioridad.

Parecen cambios insignificantes, aunque en realidad son todo lo contrario, porque influyen en todo el ecosistema económico. Muchos trabajos y tiendas desaparecerán y otros nuevos abrirán acordes con nuestra escala de valores post-coronavirus.

Estamos en tiempos nuevos: reacción, rebote, recesión y reimaginación. De hecho es una gran oportunidad para seguir progresando.

El COVID-19 ha sido un acelerador de la tecnología y de cambios que ya estaban en marcha, que necesitaban un empujón para llegar de manera global.

El «new normal» ya está aquí y nos obliga a reformular y repensar nuestra vida de puertas de casa para dentro. Debemos aprovechar estas horas y días más largos para hacer cambios primero en nosotros.

Saldremos de esta porque pese a todo, tenemos esperanza y es lo que nos ayuda a buscar soluciones, o verlas donde creíamos que no habían.

Por eso estoy seguro que la próxima historia de superación personal que contarás será la tuya.

Recursos recomendados

  • People Priorities in Response to COVID-19 vía BCG.com
  • Reaction, Rebound, Recession, and Reimagination vía BCG.com
  • Coronavirus: 17 buenas noticias y motivos para el optimismo vía Píldoras de Psicología
  • Consejos para lidiar con la incertidumbre personal y laboral que ocasiona la crisis del Covid-19 vía La Vanguardia
  • Síndrome FOMO vía Wikipedia
  • Desinformación frente a medicina: hagamos frente a la ‘infodemia’ vía El País
  • ‘Fake news’, la otra pandemia que arrasa el planeta vía CincoDías
  • Virtudes personales: 9 que han cambiado mi vida por completo. [Aquí en mi blog]

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on twitter
Share on telegram
Share on facebook

Escribe > Caco Martín :
Consultor Creativo y Diseñista

Me apasiona escribir artículos sobre temas que nos muevan a mejorar nuestro estilo de vida, potenciar el sentido crítico y el autoconocimiento.